miércoles, 15 de mayo de 2019

Smartphone para la montaña: BV 5800 Pro

En la entrada de hoy os mostramos la primera de tres reviews que vamos a realizar sobre smartphones rugerizados de la marca Black View.

Black View es una marca china que recientemente se está empezando a conocer en nuestro país. Black View se diferencia principalmente del resto de marcas de telefonía móvil en que sus dispositivos están rugerizados. Y muchos estaréis pensando, ¿qué es eso de móviles rugerizados? Un móvil o una tablet rugerizada son dispositivos todoterreno, preparados ante posibles golpes, caídas, salpicaduras, etc, a diferencia de los dispositivos convencionales, que generalmente son muy frágiles.

En cuanto oímos sobre este tipo de dispositivos, quisimos probar uno, ya que para las actividades que nosotros realizamos (montaña, esquí de travesía, escalada, etc), son perfectos. Pero....¿realmente lo que dicen los fabricantes es cierto? 



Black View 5800 Pro:

El smartphone que hemos probado a fondo es el BV 5800 Pro. 
Se trata de un modelo todoterreno por un precio bastante asequible (P.V.P. de 170€ aprox).  
Nosotros no somos expertos en tecnología móvil, por lo que las características técnicas se pueden consultar en el siguiente enlace. Vamos a centrarnos en aquellos puntos que nos parecen más interesantes para sacarle partido en la montaña.


Tamaño:  
La primera sensación que se tiene al coger el teléfono es que es un "ladrillo". La pantalla no es especialmente grande, pero es muy grueso, con más de 1,5 cm. Además, los 261 g lo hacen muy pesado.  Esa es la primera sensación, pero tras estar utilizándolo un par de días uno se acostumbra perfectamente al tamaño y peso. Por otro lado es lógico, toda la protección que tiene este teléfono no la tiene un Samsung o un iPhone.




Prestaciones como Smartphone:
 En la red hay muchas reviews que analizan a fondo el software de este teléfono. Simplemente vamos a dar una breve opinión de cómo funciona el teléfono.

El software que nos encontramos en el BV 5800 Pro es el de un smartphone normal. Tiene multitud de apps, cámara de fotos, correo electrónico, GPS, etc. La pantalla tiene una resolución adecuada, la cámara hace fotos correctas aunque no son espectaculares ni mucho menos. 
Al navegar por el teléfono se nota rápidamente que la pantalla no tiene mucha sensibilidad, y el movimiento con los dedos es mucho más brusco que mi antiguo teléfono (Samsung Galaxy A3). 
Además el teléfono cargando vídeos, fotos, etc.,  se percibe que es un poco más lento que otros teléfonos. 
Es lógico, estamos hablando de un teléfono rugerizado de gama media-baja, sus prestaciones no van a ser las mismas que un dispositivo de gama alta. Pero Black View también tiene modelos de gama alta, que responden a la perfección, como alguno que estamos probando para una próxima review. 

Protección IP 68:
¿Qué es el IP 68? Es el grado de protección IP, que hace referencia a la norma internacional CEI 60529 Degrees of Protection. Especifica un efectivo sistema para clasificar los diferentes grados de protección aportados a los mismos por los contenedores que resguardan los componente que constituyen el equipo.



En este caso el equipo tiene certificación IP 68. Esto significa que tiene protección completa con el polvo y contra el agua.


 

Ahora bien, ¿esto es cierto?

Nosotros hemos probado el teléfono bajo la lluvia, en la ducha, lo hemos enterrado en nieve, lo hemos tirando en la arena de playa, en el barro....y el resultado es que sigue funcionando perfectamente. Es cierto que tras sumergirlo, entra agua en el altavoz y durante unos minutos no suena bien. Pero una vez que se seca el agua que queda dentro del altavoz, el funcionamiento es igual que antes. También, al utilizarlo bajo el agua (por ejemplo lluvia intensa), el dispositivo continúa funcionando, aunque hay que decir que la pantalla táctil no funciona tan bien, hasta que quitamos el agua de la misma.
También lo hemos tirado desde alturas de 2 m contra suelo duro (asfalto, hormigón, etc.), y no sufre ni un rasguño.

Se puede meter bajo el grifo sin ningún miedo

Caída sobre suelo duro

Batería:

El BV5800 Pro monta una batería de 5.580 mAh. Estamos hablando de una batería de mucha capacidad, pero atención, que  Black View tienen otros modelos como el BV9500 (que estamos probando en estos momentos para escribir otra review) con casi el doble de capacidad.

Con esta batería nunca nos hemos quedado tirados. Haciendo un uso normal (varias llamadas, whatsapps, ver algún vídeo en Youtube, consultar internet, etc.) está durando la batería entre 2 y 3 días sin ningún problema.  En 2 ocasiones concretas ha llegado a durar hasta 5 días sin cargar. 
Esto sencillamente es maravilloso, porque nosotros el principal punto débil que le veíamos a los smartphones para la montaña es la poca autonomía de las baterías.  

Pero hay más. El BV 5800 Pro trae de serie un adaptador que permite donar batería a otro dispositivo. Me explico, si mi BV 5800 Pro tiene batería de sobra, y en cambio un amigo no tiene batería, y estamos en algún lugar sin enchufes, mi amigo podrá enchufar su cargador a mi Black View como si fuera un Power Bank. Desconocemos si otras marcas de telefonía ofrecen esta opción, pero nos parece un acierto enorme para las actividades en lugares remotos.

Adaptador para donar bateria

Black View donando batería a un Samsung

Frío:
Otra de las pruebas que hemos realizado es meter el teléfono encendido durante 3 horas en el congelador, a -16ºC. A las 3 horas hemos hecho una llamada al dispositivo desde otro teléfono, y el teléfono sonaba en su interior. Después hemos cogido la llamada, y se podía hablar y se oía perfectamente.

Además, la pantalla estaba escarchada y podíamos manejarla sin problema alguno. Recordemos que un Smartphone convencional (por ejemplo mi antiguo Samsung A3), con temperaturas muy bajas en montaña la pantalla no responde.


Experiencia en la montaña:
Nos vamos a centrar en la siguiente cuestión: ¿Realmente este móvil mejora las prestaciones respecto a un móvil convencional en un entorno hostil como la montaña? ¿Merece la pena?¿Cumple con su función?


Hemos probado el BV5800 Pro en el Círulo Polar Ártico, concretamente en Noruega, en los Alpes de Lyngen. Lo hemos sometido a temperaturas muy bajas (-8ºC), a  humedad (lluvia y nieve), lo hemos enterrado bajo la nieve, etc, y el teléfono siempre ha respondido a la primera. Otros móviles que hemos llevado (por ejemplo Samsung S7) en varias ocasiones ante la misma situación la pantalla no respondía, y la batería se descargaba rápidamente.




Pros y contras:

Pros:
  • Gran duración de la batería, muy por encima de la de un smartphone convencional.
  • Gran resistencia ante golpes. 
  • Gran resistencia al agua (la profundidad no la hemos podido probar pero en las características técnicas indican 1,5 metros durante 2 horas).
  • Gran resistencia al frío.
  • Posibilidad de donar batería.
  • Precio asequible.
Contras:
  • Peso elevado.
  • Fluidez del teléfono mejorable.



Conclusiones:

Este teléfono lo recomendamos para aquellas personas que realizan de forma muy frecuente actividades en entornos hostiles (montaña, barrancos, alpinismo, trekking), o que trabajan en entornos donde es fácil "machacar" un teléfono (bomberos, obras, fábricas, etc). Es un teléfono que nos parece imposible de romper, y con una funciones que aunque no son de alta gama, cumplen más que de sobra.

¡Nos vemos en el monte!


domingo, 21 de abril de 2019

Esquí de montaña en los Alpes de Lyngen, Noruega. Información general

En la entrada de hoy queremos contaros nuestra experiencia en los Alpes de Lyngen el pasado mes de marzo. Esperamos que  pueda seros útil a a la hora de organizar un viaje similar.
Paula  en el Storhaugen, disfrutando de las mejores vistas y la mejor nieve que tuvimos


Para empezar contaros que es un destino fantástico para hacer esquí de travesía, y que hasta hace bien poco no conocíamos. De entrada nos fue difícil encontrar información específica sobre todo de rutas de esquí. Es cierto que se está poniendo más de moda en los últimos años,  pero mucha gente opta por contratar el viaje con una agencia con guías especializados en la zona. Nosotros quisimos organizarlo por nuestra cuenta y vimos que había muy poca información acerca de rutas, libros e incluso mapas, y generalmente nada en español. Por suerte dimos con blog de Javier Urbón (aconsejamos leerlo de forma detenida), y por ello queremos publicar una entrada similar, aportando nueva información útil.




INFORMACIÓN GENERAL
Ubicación:
Los Alpes de Lyngen son una península entre fiordos noruegos situada a 1 h y 20 min en coche y ferry de Tromso. Tromso es la ciudad más importante de Laponia, a una latitud de 69º Norte y está dentro del Círculo Polar Ártico.



Mejor época para viajar:
Nosotros fuimos del 20 al 30 de marzo, y según hemos hablado con gente que ha ido y hemos leído en Internet, suele ser la mejor época. Los días son muy largos (amanece 5:00 y anochece 18:00), y la nieve suele ser buena en calidad y en cantidad. Muchas agencias ofertan viajes también en abril, aunque creo que la calidad de la nieve puede ser peor. En febrero las horas de luz serán muchas menos, y previsiblemente hará más frío.

Meteorología:
En general, con gente que ha ido allí previamente con la que hemos hablado, nos han contado que la temperatura en marzo suele ser entre -10ºC y -5ºC. Nosotros encontramos temperaturas mucho más altas, entre -5ºC y +4ºC.  Allí nos nevó todos los días en algún momento. Algún día tan sólo una capa de apenas 1 o 2 dedos, y algún día tuvimos que palear para sacar el coche, con más de 25 cm. La meteorología es MUY CAMBIANTE. Si en Pirineos o Picos de Europa te puede cambiar la meteo en apenas 2 horas, aquí te cambia en 20 min. Es muy fácil empezar una ruta con sol, en unos pocos minutos estar metido en una ventisca en la que apenas puedes ver más de 5 metros, y en un rato abrir de nuevo el día. O al revés, amanecer un día horrible, y a media mañana despejar y quedar un día espléndido. Nosotros llegamos a la conclusión de que, en general, y si el riesgo de aludes lo permite, merece la pena arriesgarse y salir, ya que la meteo va cambiando. Quizás no siempre podamos hacer cima, pero al menos podremos disfrutar de alguna corta esquiada por el bosque.
Intensa nevada en el bosque


Nosotros también tuvimos lluvia uno de los días (algo totalmente inusual para la época y la latitud). Y varios días nevó con temperaturas entre +1ºC y -1ºC (es decir nieve húmeda). Incluso vimos que este año la mitad de febrero hubo 5 días ¡con temperaturas de +5ºC y cayeron más de 70 mm en forma de agua! ¡¡El cambio climático también se nota y mucho!!

Luna llena desde el puerto de Lyngseidet


 La meteo hay que consultarla en el Servicio Oficial Noruego, aunque no aciertan demasiado. La previsión la actualizan a las 3 am, 10 am, 3 pm y 10 pm, y cada vez ¡CAMBIA!. Por ello hay que fiarse de la última actualización, que a 4-5 horas vista sí suele acertar.

Nieve:
Calidad: Toda la gente que conocemos que ha ido a Lyngen en marzo nos ha contado que ha disfrutado de una nieve polvo increíble, hasta el nivel del mar. Nosotros no podemos decir lo mismo. De 7 días de esquí, solo 2 encontramos una nieve polvo espectacular (mejor que en Alpes o Pirineos). Pero los otros 5 días encontramos de todo (costra, dura, húmeda, polvo compacta, etc.). 
Cantidad:  Donde estábamos alojados (Svensby) la nieve a nivel del mar estaba un poco justa, algunos días se veía la hierba de los prados, y al día siguiente con una nueva nevada estaban cubiertos bajo 30-40 cm de nieve.  Sin embargo en Lyngseidet (a 20 min en coche) había mucha más acumulación, pasando los 100 cm de espesor a nivel del mar. En cualquier caso siempre pudimos salir con los esquís puestos desde el coche, y esquiar con nieve en abundancia.
Algún día encontramos nieve muy dura y venteada


Aludes:
Este apartado requiere especial atención. Esto no es la Sierra de Guadarrama ni los Pirineos. Aquí hay enormes cantidades de nieve, y un clima muy variable. Además, aquí es muy sencillo estar en una ruta más solos que la una, por lo que la elección de la ruta adecuada para evitar posibles aludes es FUNDAMENTAL. Y ya como última carta, debemos dominar las técnicas de rescate, búsqueda con arva, sondaje y paleo. Pero tenemos una buena noticia. Los noruegos tienen un servicio de aludes muy bueno en esta web. Pero el parte de aludes no se trata de leer un número 1 a 5. Se trata de leer todo el parte e interpretarlo correctamente. Y en función de eso, elegir la ruta adecuada. Nosotros tuvimos toda la semana un peligro de aludes 3 alto sobre 5. Por ello nos vimos obligados a realizar siempre rutas conservadoras, con inclinación inferior a 30º. Pero incluso uno de los días, en la pala final de un pico, decidimos dar la vuelta al detectar una enorme placa de viento, a pesar de que más de 20 personas habían pasado ya. 
Recordemos, lo importante no es llegar a la cima, si no seguir subiendo cimas.

Hay rutas muy sencillas con peligro de aludes casi nulo


Vuelos:
Nosotros volamos con Lufthansa, haciendo escala en Frankfurt. Desde Madrid no hay vuelos directos a Tromso. El vuelo lo sacamos con 3 meses de antelación y costó 415€ por persona. Con Lufthansa está incluido el equipaje deportivo en el precio del billete (con Norwegian creo que se paga a parte). Pero cuidado con el tema esquíes. Para llevar esquíes antes de comprar el vuelo hay que llamar a Lufthansa para preguntar si tienen espacio en bodega para llevar tus esquíes (pregunta por el espacio para los 4 vuelos (2 de ida y 2 de vuelta). Si hay espacio, compra los billetes e inmediatamente vuelve a llamar para reservar el espacio para tus esquíes. Si no hubiera espacio en bodega, tienes que buscar otra configuración de vuelos y preguntar otra vez. Parece una tontería, pero a Tromso medio avión viaja con esquíes. Con el equipaje deportivo puedes facturar una funda de esquíes, y a parte la bolsa de botas (donde puedes meter más cosas como casco, crampones, pieles, etc.).

Nuestro avión de vuelta. A pesar de la intensa nevada despegó en hora sin ningún problema



Alquiler de coche:
El alquiler de coche es muy caro allí. Nosotros alquilamos con Hertz un Toyota Prius + durante 10 días y nos costó 1.100€ + 300€ de fianza. Fue lo más económico que encontramos para 4 personas y todo el equipaje que llevábamos. En Hertz existe la opción de pedir el coche con portaesquíes,  pero nosotros en la web lo intentamos, y a la hora de pagar nos decía que como hemos solicitado material de invierno que teníamos que llamar previamente a la oficina de Tromso. Llamamos y nos dijeron que el portaesquíes solo nos lo ponían con el modelo Volvo V90, que es un cochazo de alta gama que costaba 1.600€ la semana. Así que optamos por un coche de 7 plazas, que tiene un buen maletero y sin portaesquíes.

Todos los coches en esa época portan neumáticos de invierno con clavos. Las carreteras normalmente están blancas, heladas completamente. Pero con las ruedas de clavos se puede circular perfectamente a 70 km/h.

Ferrys:
Para entrar o salir de la península de Lyngen hay que coger un ferry, a no ser que queramos dar una vuelta en coche de casi 2 horas. La web con los precios y horarios de los ferrys es ésta.
El ferry desde Breivikeidet a Sbensby vale unos 11€ por coche. Y el ferry desde Lyngseidet hasta Olderdalen unos 16€.   Los ferrys salen a la hora exacta que marca el horario, si llegamos 1 min tarde, nos tocará esperar al siguiente, que podrá ser 50 min después o más según la hora del día.


Cuando sale el sol apetece disfrutar de las travesías en ferry en la cubierta


En los ferrys los peatones no pagan. En Olderdalen hay 3 rutas que salen desde el mismo ferry, por lo que si dejamos el coche en Lyngseidet podremos cruzar en ferry gratis. Es muy normal ver gente en el ferry con las botas puestas y los esquís en la mano.

Alojamiento:
Nosotros nos alojamos en Svensby, y creemos que los mejores puntos de alojamiento dentro de Lyngen son Svensby (junto al ferry para pasar a Tromso) o Lyngseidet (pueblo donde está el único supermercado de la zona, gasolineras, bares, tienda de montaña, etc.). Otras zonas para alojarse creemos que están más alejadas o muy aisladas.
Nosotros reservamos una casa por medio de Airbnb, y conseguimos un precio muy bueno para ser Noruega (87€/noche para 4 personas).

Comida:
En la península de Lyngen hay varios super alejados unos de otros. Nosotros nos abastecíamos en uno situado en Lyngseidet. Esta es su web. Abre a las 7:00 am y cierra a las 23:00. Para lo remoto del lugar sorprende lo bien abastecidos que están. La fruta gran parte proviene de España, y es de una calidad excepcional (el mejor género lo exportamos...). Carne y pescado se vende casi todo congelado. La leche no está pasteurizada, por lo que aunque no la hayamos abierto la debemos conservar dentro del frigorífico. El precio de la cesta de la compra es bastante alto. Sin embargo encontraremos algunos productos más baratos que en España, como el salmón. 

Bebida:
La cerveza tiene un precio abusivo, de unos 2,8 € el bote de 33 cl en el supermercado. Pero además, a partir de las 20:00 h no te venden alcohol. Y el sábado a partir de las 16:00 h. En el Duty Free del aeropuerto de Tromso el bote de cerveza vale 1€.

Moneda:
Noruega no es Unión Europea, y no tiene euros. La modena es la Corona Noruega (NOK). 1€ = 10 NOK aproximadamente.
Nosotros no cambiamos nada de dinero porque TODO se puede pagar con tarjeta.

Auroras Boreales:
Hasta final de marzo es buena época para ver auroras. Para ello necesitaremos buscar algún lugar oscuro sin contaminación lumínica, y una noche despejada a ser posible sin luna llena. Ahora solo falta que haya bastante actividad solar y mucha paciencia para ver una gran aurora que nos dejará boquiabiertos. 
Para conocer la actividad solar cada noche y saber si hay muchas o pocas probabilidades de ver una aurora, recomendamos la app Aurora. Hay que decir que no es sencillo. Nosotros estuvimos allí 10 noches, pero las que estaba despejado no había apenas actividad solar, y las que había mucha actividad estaba nubladísimo el cielo. Después de salir unas 5 noches a probar suerte y estar más de una hora pasando frío a la intemperie, vimos una gran aurora ¡desde la ventana de casa! Y duró apenas 2 minutos. Por ello tenemos que decir que no es fácil, y hay que tener mucha paciencia. 


INFORMACIÓN ESPECÍFICA DE MONTAÑA

Guía de la zona:
Consideramos absolutamente necesario llevar una guía de la zona. Nosotros compramos la guía de Ski Touring in Troms 116 Artic Summits, que la compramos online a la librería Desnivel, por 52€. No fue fácil de encontrar ya que en muchos sitios estaba agotada. La guía está en inglés, viene información de Lyngen y de unas cuantas zonas más de los alrededores. Cada ruta viene con una foto con el trazado, y una breve descripción, insistiendo mucho en el tema de los aludes, con la clasificación ATES de cada ruta (Avalanche Terrain Exposure Scale).
Además vienen mapas topográficos detallados de cada ruta con escala 1:25.000. Con estos mapas creemos que no es necesario comprar mapas de la zona. Nosotros fotocopiamos los mapas de todas las rutas y los llevábamos en una funda de plástico cada día.


Disfrutando de ¡polvorón del bueno!


Dificultad de las rutas:
Hay para elegir. Tenemos rutas muy sencillas con riesgo casi nulo de aludes donde no es necesario hacer ninguna zeta en todo el recorrido, hasta rutas por glaciares, corredores, etc. Pero si lo que nos gusta es esquiar por amplias palas sin mayores complicaciones, hay unos cuantos picos para elegir.


El paisaje es alucinante pero no siempre encontramos la mejor nieve


Desnivel:
De nuevo tenemos para elegir. Hay rutas cortas de unos 700 m de desnivel que en menos de 3 horas podemos subir y bajar, hasta rutas largas de 1.500 m o incluso 1.800 m  (pico más alto de la cordillera).

Qué material llevar:
Parece obvio, pero voy a incidir en varias cosas que aunque se deberían llevar siempre en la mochila, quizás no todo el mundo las lleva, y aquí resulta imprescindible bajo nuestro punto de vista.

-Orientación: Mapa en papel, GPS con mapa digital y el track de la ruta, brújula y altímetro. Y saber manejarlo. Esto es básico, ya que en pocos minutos se pasa de un día soleado a una ventisca tremenda. Además es IMPRESCINDIBLE llevar el GPS en sistema de coordenadas UTM y en el Datum WGS84 (que es el internacional). Nosotros sufrimos un accidente del que luego hablaré y el helicóptero nos encontró muy rápido porque le dimos las coordenadas exactas. Por muy bien que hablemos inglés no es sencillo explicar nuestra ubicación exacta con palabras, lo más efectivo es dar las coordenadas.  En España es muy habitual llevar el GPS con el European Datum 1950 o el ETRS89, y eso aquí no vale.

-Rescate aludes: ARVA, pala y sonda! y saber utilizarlos con agilidad. Y si además podemos llevar una mochila tipo airbag mejor. Aquí casi todo el mundo las lleva, pero no hay que confundirse, y por llevar una mochila de estas pensar que somos inmortales. Las precauciones deben ser las mismas. 

-Material de aludes: Esto es opcional, pero para aquellos montañeros que tengan conocimientos en nivología no está de más llevar un kit de placa cristalográfica y termómetro, para hacer alguna cata de nieve y conocer el estado del manto.

-Ropa de abrigo: Nosotros llevamos la ropa habitual para hacer montaña en Pirineos en pleno inverno. La chaqueta de gore-tex en rara ocasión nos la quitamos. Y siempre llevamos en la mochila la chaqueta de plumas. Todos los días en algún momento la tuvimos que utilizar. Unos guantes de repuesto también es imprescindible. Nosotros llevábamos cada uno unos guantes de forro polar, unos guantes de gore-tex y unas manoplas de gore-tex. Las temperaturas que he hablado antes son a nivel del mar, a 700-1.000 m de altitud es fácil tener -8ºC con fuerte viento. Una manta térmica también hay que llevar, por si tenemos algún problema.

-Material duro: Si amanece un día con 25 cm de nieve polvo recién caída parece que piolet y crampones es tontería llevarlos. Pero como hemos explicado las condiciones son muy cambiantes, y quizás lleguemos a una ladera muy venteada donde necesitemos los crampones. Hoy en día hay crampones como los Petzl Irvis Hybrid ultra ligeros(estos y muchos más modelos los podemos encontrar en  Campz) que ocupan poquísimo espacio y no pesan nada. Además de algún piolet ligero.

-Bebida-comida: En este punto sobre todo insistiré en llevar un termo con bebida caliente (caldo, té, café, chocolate..). Realmente agua apenas bebimos, entra mucho mejor algo caliente.

-Botiquín de montaña.
Resumen de lo que llevamos en la mochila en una salida de un día. A destacar el material de rescate y los crampones ultraligeros que podremos adquirir en Campz.es


Picos realizados:

Nosotros hicimos los siguiente picos, que iremos explicando con detalle en futuras entradas:

-Stormheimfjellet (1.181 m)
-Russelvfjellet (794 m)
-Rundfjellet (768 m), 2 intentos sin cima, una porque se hacía de noche y otra por encontrar una gran placa de viento en la pala final.
-Kavringtinden (1.289 m) intento sin cima por mal tiempo.
-Perstinden (917 m)
-Storhaugen (1.142 m)


RESCATE:
En Noruega el rescate es gratuito. Tuvimos la mala suerte de comprobarlo.
El 3º día en el pico Stormheimfjellet, a mitad de la bajada, a unos 600 m de altitud, Mamen tuvo una caída y se lesionó la rodilla. Tras ver que no podía apoyar la pierna, nos vimos obligados a llamar al 112.  Por teléfono explicamos lo que había pasado. Dijimos el nombre del pico en el que estábamos, y las coordenadas del GPS en UTM y datum WGS84.
Tuvimos suerte de que la meteo era buena y el helicóptero podía volar. En 20 min llegó. Bajaron 2 rescatadores, colocaron a Mamen en una camilla y la montaron en el helicóptero. Ninguno pudimos ir de acompañante.
Llevaron a Mamen al hospital de Tromso. Nosotros bajamos esquiando hasta el coche y luego tardamos unos 50 min en coche en llegar al hospital.
En el hospital atendieron a Mamen en urgencias y en total por la consulta y muletas cobraron 56€ (que luego pagaría nuestro seguro). Y el helicóptero como hemos dicho, fue totalmente gratuito y todo funcionó a la perfección. Nos sorprendió lo barato que fue para ser Noruega.





Y ahora la pregunta del millón: ¿se puede venir a Lyngen por libre sin contratar los servicios de una agencia o un guía de montaña?

Si tenemos experiencia en alta montaña, sabemos orientarnos muy bien con mapas, GPS, etc, y tenemos un CONOCIMIENTO ELEVADO EN NIVOLOGÍA  podremos ir por nuestra cuenta perfectamente en un número elevado de rutas (no en todas, ya que hay muchas en terreno muy técnico).
 Sin embargo si no tenemos buenos conocimientos de nieve, lectura del terreno, etc, lo más sensato es contratar un guía y disfrutar del viaje sin mayores preocupaciones.





Y hasta aquí la primera entrada general de Noruega. Iremos publicando entradas más detalladas de las rutas que hicimos.

Sin lugar a dudas, los Alpes de Lyngen son un destino obligado para cualquier amante del esquí de montaña. A pesar de no haber encontrado las mejores condiciones de nieve todos los días, el viaje ha superado con creces las expectativas.


¡Nos vemos en el monte!




domingo, 17 de febrero de 2019

Condiciones de nieve en Bola del Mundo y Ventisquero de la Condesa 16/02/19

Buenos días.
En la entrada de hoy os contamos brevemente las condiciones de nieve que encontramos ayer ( 16 de febrero) en la zona de Bola y Ventisquero de la Condesa.



Empezamos el día subiendo a Bola desde el Puerto de Navacerrada. Si la semana pasada era posible subir fuera de las pistas de la estación, ayer tuvimos que subir por el borde la pista Pala Montañeros. La cantidad de nieve que se ha ido en tan solo una semana en la cara oeste de Bola es muy considerable. Subimos antes de que la estación abriera (antes de las 9). A esa hora la nieve estaba muy dura, y tuvimos que poner cuchillas. En un par de momentos estuve a punto de quitarme los esquíes y calzarme los crampones...estaba muy muy dura.



Al llegar a Bola aún queda bastante nieve, aunque en los alrededores de las antenas toda la superficie está helada. Sin embargo, en cuanto empezamos a bajar hacia el Ventisquero de la Condesa (sobre las 10 am), la nieve, aún dura, pero esquiable perfectamente. Tuvimos una primera bajada muy buena.




Como la bajada fue tan buena, decidimos volver a subir para volver a bajar. Sobre las 11 am el sol ya había calentado y la nieve había transformado, por lo que la segunda bajada fue muchísimo más disfrutona. Nieve primavera para gozar. 





Teníamos que volver pronto a Madrid así que tocaba volver al coche. La última bajada por la pista Pala Montañeros aún seguía muy muy dura, aunque se esquiaba muy fácil.


En Maliciosa apenas queda nieve

Este fin de semana ha merecido mucho la pena subir por esta zona a foquear. Pero con las temperaturas que dan para la semana que viene, me atrevería a decir que el fin de semana que viene la escasez de nieve va complicar mucho la práctica de este hermoso deporte. Ayer parecía un día del mes de abril, y no de mitad de febrero....Esperemos que cambie el patrón meteorológico y vuelva a nevar que falta nos hace.

¡Nos vemos en el monte!

domingo, 10 de febrero de 2019

Ventisquero de la Condesa y Valdemartín con esquíes. 9 Febrero 2019

Ayer 9 de febrero tuvimos la oportunidad de calzarnos los esquíes  por primera vez en la temporada en Madrid. La nevada del fin de semana pasado permite disfrutar bastante de la zona de Bola y Valdemartín, aunque no sobra nada de nieve.

Vistas de Valdemartín y Cabezas de Hierro desde Bola
Hemos aparcado a las 8:15 en el parking de Navacerrada, en uno de los pocos sitios que quedaban. ¡Ojo que el aparcamiento de Cotos ya estaba completo desde las 7:00! Cada año hay que madrugar más para poder disfrutar de la sierra de Guadarrama....Madrid es lo que tiene....

A las 8:45 ya estábamos foqueando,  subiendo a Bola del Mundo por una de la pistas de esquí (por una pista cerrada). La nieve estaba dura y aunque nosotros no hemos puesto cuchillas, he de decir que tampoco nos hubieran sobrado, ya que yo he pegado un par de resbalones. Casi todos los montañeros que subían andando han calzado crampones según han pisado la nieve.

Hemos llegado a las antenas de Bola, y junto con otros 10 o 15 traveseros hemos quitado pieles y nos hemos tirado hacia el Ventisquero de la Condesa. Pero en vez de hacer la bajada clásica nos hemos ido un poco a nuestra derecha buscando unos cortos pero entretenidos tubos que bajan entre rocas. La nieve estaba dura pero agarraba bien.

Inicio del primer descenso con Maliciosa detrás. Maliciosa sin nieve suficiente.

Pepe bajando por los tubos hacia Ventisquero de la Condesa

La segunda subida del día ha sido hasta la cima de Valdemartín.  La subida se hace muy bien por un pasillo de nieve que hay entre los piornos, sin embargo para bajar por esta ladera hay que tener cuidado ya que está muy justa de nieve.

Iniciando la segunda subida del día con Bola al fondo.

 Desde Valdemartín hemos bajado hacia el valle del Arroyo de Valdemartín. Este segundo valle tiene mejor innivación de el Ventisquero de la Condesa, y como lo hemos esquiado un poco más tarde, hemos pillado la nieve transformada y hemos disfrutado mucho más la bajada.

Disfrutando de la bajada hacia el Arroyo de Valdemartín

Aspecto de la bajada hacia Arroyo de Valdemartín

Luego hemos vuelto a subir hasta Valdemartín, ya con mucho calor y nieve primavera. Hemos bajado por una pista de Valdesquí hasta el collado de Guarramillas, donde hemos puesto pieles para subir de nuevo a Bola del Mundo, por fuera de la estación. Desde Bola hemos bajado por la pista de Pala de Montañeros, que se bajaba muy bien, aunque nieve muy dura. 


En la tercera subida del día hacia Valdemartín

En total han sido 1.100 m de desnivel positivo, y con bajadas muy disfrutonas para la poca nieve que hay. Esperemos que vuelvan las nevadas, que buena falta nos hace.

¡Nos vemos en el monte!

domingo, 3 de febrero de 2019

Buceo en Bunaken (Sulawesi)

Hoy la cosa no va de montaña, sino de submarinismo.

Atardecer desde Bastianos Dive Resort

Hoy compartimos el vídeo de buceo que hicimos el pasado mes de septiembre en nuestro viaje a Sulawesi, en Indonesia. Este primer vídeo es en la isla de Bunaken donde podemos encontrar una de las mejores paredes de arrecife de coral del mundo.  

Próximamente publicaremos otro vídeo del Estrecho de Lembeh, el mejor lugar del mundo para practicar "muck diving" y ver los "bichos" más raritos del océano. ¡Qué lo disfrutéis!




¡Nos vemos en el monte o también en el fondo del mar!

jueves, 17 de enero de 2019

Pico Sacroux (2.671 m), Benasque. 15 enero 2019


En lo que llevamos de invierno la situación de permanente anticiclón ha evitado la entrada de nieve en la cordillera Pirenaica. La innivación actual es extremadamente pobre para estar a mediados de enero. Y aunque en la zona de Llanos del Hospital (Benasque) si podemos encontrar algo más de nieve, no es suficiente para hacer esquí de montaña, al menos sin hacer largos porteos. 

Por ello nos hemos decantado por el alpinismo clásico, con piolet y crampones. En esta ocasión nuestro objetivo ha sido el pico Sacroux (2.671 m), justo encima del Hospital de Benasque, y con magníficas vistas al macizo de las Maladetas.
Paula contemplando el macizo de las Maladetas mientras desciende del Sacroux

Datos de la ruta: 

-Desnivel: 974 m
-Distancia: 10,01 km
-Tiempo: 7 h (con paradas incluidas y abriendo huella toda la ruta)
-Material necesario: Piolet y crampones
-Dificultad técnica: Sencillo salvo rampa final de 40-45º de inclinación.

Descripción:

Track de la ruta en Google Earth

Comenzamos el recorrido desde el Hospital de Benasque, tomando una vereda que sube por el bosque ganando rápidamente altura. Pronto perdemos la vereda y debemos buscar el camino en el GPS, que queda algo más a nuestra izquierda. Resulta que el camino marcado comienza donde se corta la carretera (A-139) que sube desde Benasque (hay una barrera que impide que los coches continúen). Este será el camino que tomaremos a la bajada. Veremos que está indicando por unas marcas verdes  de sendero local (obviamente solo en las zonas donde no hay mucha nieve).



Una vez encontramos el camino, ya bastante arriba, nos dirigimos hacia el Pico de la Montañeta trazando una diagonal hacia la derecha. Desde este punto la acumulación de nieve ya empieza a ser importante y cuesta más abrir huella. Pronto llegamos a los ibones de la Solana de Gorgutes, a 2200 metros de altitud. Desde aquí las vistas ya son impresionantes al Valle de Benasque y a las Maladetas.




Dejando ambos ibones a la derecha continuamos hacia el oeste para dirigirnos al ibón de Gorgutes (2318m), de mayor tamaño.

En el ibón de Gorgutes

Cruzamos el ibón de Gorgutes por su derecha hacia el norte hasta llegar al Puerto de la Glera (2367m). Desde aquí podemos divisar la vertiente francesa. 

En el Puerto de la Glera


Una vez pasado el Puerto avanzamos hacia el noroeste por un barranco y por primera vez en el día divisamos el objetivo del día, el Pico Sacroux en lo alto.



El ascenso final al pico se acomete a través de una rampa de nieve, que según el volumen de nieve acumulada variará, y está en torno a los 40-45º de inclinación. En total serán uno 70 metros de longitud. Si las condiciones de nieve son buenas, con piolet y crampones no tiene mayor complicación. 


Paula en la rampa final del Sacroux

Una vez en lo alto debemos caminar por una arista rocosa sencilla hacia nuestra derecha hasta alcanzar la cima.  El esfuerzo vale la pena, las vistas son espectaculares. 


Macizo de las Maladetas desde la cima del Sacroux


Esta ruta es ideal en días invernales como el que hemos tenido, ya que el recorrido transcurre en su mayor parte al sol, no como sus vecinos de enfrente (los montes Malditos). Además en relativamente sencillo y las vistas son indescriptibles.


¡Nos vemos en el monte!

Viviendo la Montaña

Viviendo la Montaña