lunes, 1 de agosto de 2016

Inmersión en La Isleta (Cabo de Gata, Almería)

Últimamente hemos escrito muy poco en el blog, pero ahora volvemos con las pilas cargadas y con una nueva actividad: ¡el buceo!

No tiene mucho que ver con la montaña pero si con la naturaleza y es actividad para desconectar totalmente del mundo en superficie. Así que a partir ahora publicaremos cositas de buceo. 

Aquí os dejamos un vídeo de una inmersión den Cabo de Gata el pasado 24 de julio. ¡Qué lo disfrutéis!




¡Nos vemos en el monte y ahora también en el fondo del mar!

martes, 21 de junio de 2016

Sandalia de Trekking Frosty Camell de IZAS-Outdoor (Test de material)


En esta entrada os presentamos un nuevo producto para la montaña, las zapatillas de montaña Trekking Frosty Camell de la marca aragonesa Izas Outdoor.




Estéticamente es un calzado sencillo, pero con un diseño original rematado con colores vivos (azul o beige con refuerzos en verde pistacho). Nos parece un calzado cómodo y fácil de ajustar. Cuenta con una apertura trasera que lleva un velcro que te permite adaptar bastante bien el pie al calzado. El cordón delantero también es sencillo de ajustar, aunque realmente este cierre no aporta mucho a la sujeción del calzado.





Presenta una suela reforzada de goma que se adapta bien a diferentes terrenos. Las hemos probado tanto en la montaña como en la playa, en zonas de acantilados y zonas pedregosas, y comprobamos que se adaptan bien a diferentes texturas y la adherencia de la suela es buena incluyo sobre roca mojada. La sujeción del pie es muy buena. Ahora sí, las hemos testado en excursiones relativamente sencillas con poca o moderada pendiente, no siendo recomendables para rutas exigentes. 




En terreno pedregoso, caminos con piedras sueltas o arena nos ha resultado cómodo y ligero, aunque como desventaja vemos que alguna piedrecita llega a entrar en el calzado, lo que puede resultar un poco molesto. Es muy útil si vamos a pasar por caminos en los que haya que cruzar ríos, o incluso en la costa, por zonas de acantilados, ya que son más robustas que las clásicas cangrejeras, y además se secan más rápido, al tener menor superficie cubierta. 




Para llevarlas a escalar son perfectas para movernos por el pie de vía, ya que son muy cómodas de poner y quitar, y aporamucha mayor sujeción que la típica sandalia.
También las hemos probado en ciudad, y son cómodas, pero en asfalto hemos percibido más calor por la planta del calzado, probablemente debido a que en la ciudad el asfalto guarda mucho más el calor. Esta sensación no la hemos tenido en el campo o en la costa.


Puntos fuertes del producto:
  • Calzado cómodo, se adapta bien al pie y es fácil de ajustar.
  •  Ligereza, apenas pesa 240 g la de mujer (talla 36) y 320 g la de hombre (talla 44)
  • Versatilidad, lo podemos usar en verano tanto en rutas (sencillas) de montaña, paseos, ríos y en zonas costeras/acantilados. 
  • Se pueden mojar y se secan rápidamente.
  • Precio asequible (rondan los 30 €).
  •  Suela con buena adherencia incluso sobre roca mojada.


Puntos débiles:

  •  Pueden introducirse pequeñas piedras o arena en su interior.
  • Aunque no están diseñadas para ciudad, en ésta pueden resultar muy calientes.

  





Para más información sobre el producto pincha aquí.

¡Nos vemos en el monte!
Y hasta aquí la entrada de hoy.

¡Nos vemos en el monte!

sábado, 26 de marzo de 2016

Circular con esquíes, Pico del Verde (2.288m), Panticosa 22 de marzo de 2016


En esta entrada os enseñamos una ruta circular con 1.268 metros de desnivel positivo y 14,5 km de longitud que hemos hecho en los alrededores de la estación de esquí de Panticosa, en el valle de Tena, una zona hasta ahora desconocida para nosotros.



El tiempo está de nuestro lado esta semana, y salimos con un día despejado y sin viento. Partimos desde el parking de la estación de esquí poco antes de que abran, para evitar aglomeraciones. Decidimos hacer una ruta circular partiendo desde la estación, con el único inconveniente de hacer parte del recorrido por la estación de esquí, ya que no queda más remedio para hacer la ruta circular, y ya que también es la vía más más rápida para el ascenso.

Para descargar el track para GPS pincha aquí.

Ruta realizada

Perfil altitudinal

Empezamos subiendo por la pista roja que encontramos frente al telecabina, bastante empinada, pero pronto sale una pista haciendo zetas que va cruzando la pista roja que podemos tomar, mucho más amable. También podemos continuar por la pista, que conduce al mismo sitio bastante más rápido.



Arriba el Pico del Verde, objetivo del día.


En algunos momentos tuvimos que salirnos a la pista de esquí ya que la pista forestal no tenía nieve en algunos tramos. Desde la pista tenemos unas magníficas vistas de la Sierra de la Partacua, con la imponente Peña Telera como exponente.


Ascendemos en dirección al macizo de Tendeñera pasando por el ibón de Sabocos, que se encuentra ubicado en una curiosa hondonada rocosa y que ahora está cubierto por un buen espesor de nieve.


Primera vez que vemos el pico Sabocos e intuimos el ibón.
En el ibón de Sabocos
Poniendo pieles en el ibón de Sabocos

Una vez en el ibón, nos dirigimos hacia el collado de Paúl por una cómoda pendiente desde donde ya comenzamos a divisar la cima. Una vez llegamos al collado disfrutamos de unas magníficas vistas al denominado "Rincón del Verde" donde vemos unas impresionantes paredes de roca que recuerdan un poco al Cañón de Ordesa. Desde aquí el ascenso es sencillo por la cuerda hacia el Pico Verde. Hay alguna zona antes de la cima un poco expuesta con laderas empinadas si las condiciones de nieve fueran peores (nieve dura, viento), por lo que recomendamos precaución.


Camino del collado de la Paúl
Ingentes cantidades de nieve

Paula con el macizo del Tendeñera detrás

Últimos metros a la cima

Cumbre del Pico Verde (2.288 m)


La cima es una pequeña joya, es una arista cómoda desde donde podemos contemplar todo el Valle de Tena.



Desde la cima comenzamos el ansiado descenso hacia el valle disfrutando de buena nieve sobre todo en el primer tramo, con buen espesor de nieve polvo, aunque un poco pesada. Más abajo la nieve va transformando siendo más pesada y más complicada de esquiar. Una vez llegamos al valle cada vez hay menos espesor y la nieve es primavera, fácil de esquiar. Conseguimos bajar esquiando hasta la cota de 1.450 m. En la falda de la montaña ya no queda nieve y no queda otra que quistarse los esquíes y portear hasta el coche. Buscamos una pequeña senda marcada con marcas blancas y amarillas que seguimos hasta el final. Pasaremos por un pequeño puente de roca (La Zoche) para cruzar el caudaloso río Bolática. El camino continúa por una sencilla senda en algunos tramos de tierra y en otros de piedras hasta dejarnos de nuevo en el parking de la estación de esquí de Panticosa, detrás del Telecabina.

Momento de disfrutar



Gran pala norte del Pico Verde, una delicia para los esquís.



Paula perdida en la inmesidad de la pala


En la cota 1.450 m se acaba lo bueno y toca portear

Puente La Zoche

Una ruta disfrutona para echar el día a ritmo tranquilo, nosotros tardamos con paradas incluídas unas 7 horas.

¡Nos vemos en el monte!


lunes, 21 de marzo de 2016

Estrenando la primavera en Valle de Tena. Pico Cuyalaret (2.291m) 21/03/16

En la entrada de hoy os mostramos una pequeña excursión que hemos hecho en el Valle de Tena, dejando el coche aparcado en el Portalet y hemos ascendido al Pico Cuyalaret (2.291m).


Ha hecho un día despejado y sin viento, y las recientes nevadas han dejado una pequeña capa de nieve polvo, aunque la temperatura en esta época ya va en ascenso...lo que hace que la nieve transforme pronto, por lo que conviene madrugar para a medio día estar terminando la actividad.


Saliendo sin prisas y con paradas la excursión nos ha llevado unas 4 horas, si bien cuando bajamos ascendimos de nuevo a un collado para hacer otra esquiada.


El mítico Midi d'Ossau nos acompaña durante todo el recorrido.

Dejamos el coche en un pequeño parking que queda a mano derecha en el Portalet, ya en el lado francés, justo antes del descenso del puerto. Cruzamos la carretera y encontramos un hotelito francés con una pequeña tienda, lo rodeamos por su izquierda y por detrás empieza la ruta. Veremos una rampa un poco empinada, seguramente con huellas ya que muchas de las rutas de este sector comienzan por aquí. Una vez subimos la rampa el camino no tiene pérdida, debemos ascender por la ladera que encontramos de frente con suaves pendientes prácticamente hasta el final del valle, y luego tornaremos un poco hacia la derecha para tomar la rampa final hasta el pico, que veremos es un poco más empinada. 








La nieve durante la subida saliendo a las 9 a.m estaba bien, con una capa de polvo fina y debajo más dura, pero a la bajada 12 a.m aproximadamente en caras sur y este estaba un poco enganchona, y con la capa dura de debajo costra era un poco complicado bajar en algunas zonas. En cara norte aún se mantenía una capa de polvo que permitía bajar mejor. 

Foto de cima, de izquierda a derecha: Alonso, Paula y Pablo



Nuestras huellas bajando del collado.


En condiciones generales había nieve en cantidad, pero la calidad podría ser mejor...
Ahora estos días de sol son muy disfrutones.

¡¡¡ Nos vemos en el monte!!!





viernes, 4 de marzo de 2016

Vídeo esquiando el bosque norte de Siete Picos


Hoy os mostramos un corto vídeo que grabamos el pasado martes 1 de marzo en el bosque norte de Siete Picos.
 Para visualizarlo mejor, activa la resolución HD.
Entradas relacionadas: Esquiando el bosque norte de Siete Picos, paisaje espectacular.

¡Nos vemos en el monte!

miércoles, 2 de marzo de 2016

Esquiando el bosque norte de Siete Picos. Paisaje espectacular. 1 de marzo

Después del gran episodio de nevadas en el Sistema Central durante el pasado fin de semana (26-28 de febrero), los espesores de nieve son realmente buenos en muchas zonas. Por eso, ayer 1 de marzo subimos a estrenar la temporada (¡en marzo! pero mejor tarde que nunca). 

El bosque de Siete Picos espectacular


Hicimos una salida vespertina, empezando a andar sobre las 14:30 desde el Puerto de Navacerrada. Para aparcar tuvimos problemas ya que el parking estaba lleno, no solo por la cantidad de gente que subió sino también porque la capacidad del parking se ha visto muy reducida debido a la ingente cantidad de nieve que aún no han podido limpiar. 

El parking con enormes cantidades de nieve


Carretera que sube hacia Cogorros


Subimos a Siete Picos por el cordal del Alto del Telégrafo hasta llegar al pico más Oriental. Toda la zona por encima del límite del bosque estaba muy venteada, con coliflores de hielo, piornos asomando, y poco espesor de nieve. Pero al resguardarnos del viento justo por encima de las canales que salen desde este pico hacia la vertiente sur, pudimos medir con la sonda hasta 210 cm de espesor acumulado. Dato realmente bueno considerando que hace 15 días no había absolutamente nada de nieve. 

Bola desde la subida hacia Siete Picos


Cordal subiendo desde el Alto del Telégrafo, muy venteado.



Llegando al pico más Oriental de Siete Picos. Muy venteada la zona.


Midiendo espesores en la entrada de una de las canales de la vertiente sur


Y la sonda marca ¡210 cm!


Allí quitamos pieles y con mucho cuidado empezamos el descenso, hundiéndonos en los piornos y evitando algún tiburón. En poco tiempo alcanzamos los primeros pinos, y gracias a ellos una acumulación de nieve algo mejor. En cuanto el bosque se hizo más denso, el manto de nieve es continuo y con grandes espesores. A medida que bajábamos, el bosque pierde densidad y los árboles son ejemplares maduros donde la inexistencia de ramificación a poca altura facilita mucho el esquí. A partir de la cota 1950 es donde de verdad pudimos empezar a disfrutar una magnífica nieve polvo, muy fácil de esquiar. A 1900 m, dentro del bosque, medimos espesores con la sonda en 3 o 4 puntos obteniendo valores entre 120 y 90 cm. Aúnque es verdad que algún leve raspón si que dimos a las tablas.


Iniciando el descenso, buscando el mejor camino entre los pinos


A medida que bajamos la nieve es mejor y más continua

A partir de la cota 1950 m empezamos a disfrutar de lo lindo


Menos densidad de árboles = esquí más fácil


Continuamos bajando hasta pasar el camino Schmid y llegar hasta la cota 1730 m. Allí volvimos a medir espesores en un par de puntos y el dato fue en torno a 80 cm.  Hubiera sido perfectamente posible seguir bajando más metros pero estaba atardeciendo y aún había que volver. Así que decidimos poner pieles y volver a Cogorros por el camino Schmid. El camino Schmid estaba con huella abierta formando un surco, sumado a  los pinos silvestres cargados de nieve, su corteza de color rojizo y la luz del atardecer, formaba una estampa realmente espectacular.


Desde el camino Schmid la vista es espectacular

El camino Schmid se reduce a un surco entre la nieve.


Impresionante vista con el color asalmonado de los pinos silvestres y la luz del atardecer

Desde el Puerto de Navacerrada se observaba que la ladera oeste de Bola está pelada, con mucho matorral asomando. Parece, a simple vista, que lo aconsejable es bajar por las pistas de esquí.

Poca nieve se ve en Bola.
Y hasta aquí la entrada de hoy.

¡Nos vemos en el monte!

Viviendo la Montaña

Viviendo la Montaña