sábado, 16 de mayo de 2020

Montaña y COVID-19. Opinión personal.

Buenas tardes queridos lectores.
Hoy vuelvo con otra reflexión sobre algunas de las medidas que se están tomando en la desescalada de esta gran crisis sanitaria, y que están agitando mucho las redes sociales del mundillo montañero.



Primero un breve resumen del contexto actual:

Resulta que en los municipios que ya hayan tenido la suerte de pasar a la fase 1, se pueden hacer reuniones de hasta 10 personas en domicilios particulares, se puede salir del municipio de residencia para ir a una instalación deportiva de otro municipio (polideportivo por ejemplo) y se puede ir a una terraza de un bar con el aforo limitado (incluso de otro municipio).

Pero resulta que no puedo ir a otro municipio para hacer senderismo, escalar, montar en bici o practicar otro deporte de montaña, aunque vaya en solitario. Sin embargo si contrato los servicios de un guía o de una empresa de turismo activo activo sí que puedo.

Y segundo, mi opinión personal:

Seguramente yo de forma habitual paso mucho más tiempo libre en el monte que en mi casa, pero entiendo que si por una cuestión de seguridad de nuestra salud debemos esperar algunas semanas más para salir al monte, pues podremos esperar.

Pero no tiene ningún sentido que yo espere para salir al monte cuando se permite una barbacoa de 10 amigos en un jardín particular, cuando esas personas habrán estado con otras 10 el día anterior y el anterior. 

Tampoco tiene ningún sentido que se permita acudir a la montaña a un cliente que ha contratado los servicios de un guía y sin embargo a un montañero que va por libre no pueda ir.  En este caso el argumento es que hay que reactivar la economía, y los guías viven de ello. ¿Pero entonces es un criterio de seguridad de nuestra salud o es puramente  económico? De alguna forma ¿ Se está limitado la montaña a los más pudientes? ¿Quién dispone de 200€ para pagar un guía tiene más derecho que el que no los tiene para subir al Aneto esta primavera? (Estoy suponiendo que ambas personas viven en un municipio en fase 1, y dentro de la misma provincia que el Aneto).

Esperemos que muy pronto podamos volver a disfrutar TODOS de las montañas y aunque algunas normas a veces nos parezcan absurdas, por favor vamos a respetarlas, es la única forma de salir de ésta.

¡Nos vemos pronto, en el monte!

Si quieres puedes dejar un comentario.




1 comentario:

  1. Hola.

    Totalmente de acuerdo con tu opinión, es lo que estamos comentando muchos y encima los que estamos federados, estamos pagando un seguro, por lo que en caso de accidente, no saturamos la seguridad social.

    Como bien dices, se trata de negocio puro y duro, pero de momento los que somos responsables, seguiremos las normas, aunque sean absurdas en algunos casos.

    Un saludo

    ResponderEliminar

Viviendo la Montaña

Viviendo la Montaña